Lo que la vida nos enseña

A veces, basta un susto en forma de desgracia, para entender que tu vida, puede cambiar por completo en segundos.

Un accidente a un niño, a tu niño, y todo, se transforma.

Y cuando acaba, y acaba bien, superando todos los obstáculos que toda desgracia conlleva, te queda el sabor agridulce de la victoria, teñida de enseñanza, que perdurara para siempre.

Y en ese día, en ese preciso instante, cuando todo acaba, y la prioridad de su vida, pasa a un segundo plano…..aprendes!!!!

Forma parte de tu experiencia vital, y de tu crecimiento personal, porque aprendes, y por lo tanto, creces.

IU, en su accidente, nos ha enseñado muchas cosas, y a mí, su abuelo, responsable teórico de enseñarle a él, me ha dado varias lecciones.

Me ha enseñado, que ya no soy tan capaz de protegerle como pensaba.

Pero también, que la naturaleza es sabia, y le ha dotado de unos padres, que luchan por él, como leones cuando llega el momento, y una madre, que es una auténtica leona para su cría.

Y sobre todo, nos ha ayudado a crear vínculos irrompibles entre nosotros, y que esos momentos cruciales, con su madre y yo, luchando en el asiento de atrás para que reaccionara, nos convierte en familia, para siempre.

Y que, lejos de cualquier otra cuestión, “todos” nos unimos en un único objetivo, “el”, y eso, nos convierte en “familia”.

A veces, la vida te pone a prueba, y te demuestra cosas, pero es necesario, para nuestro desarrollo y aprendizaje, porque la vida, es eso, superación diaria, entendimiento de debilidades, y fortalezas, y sobre todo, “unión de todos”.

Y, si algo hemos aprendido, es que lejos de toda duda, IU es un luchador, que nos demuestra a todos, lo que será, en ese empeño ganador que ha demostrado, y que al final, la vida, será generosa con él, porque lo merece y lo buscara hasta conseguirlo.

Hoy, somos todos más felices, pero sobre todo, somos más fuertes como familia!!!

Anuncios