El otro lado

Ayer, despedí a un amigo de infancia y juventud, que por circunstancias de la vida, se convirtió también en familiar.

 

Se fue, cruzo al otro lado.

 

En una realidad, cruda de la vida, dijo adiós, a su manera, y nosotros intentamos despedirle a la nuestra.

 

En un intercambio de dolor y sentimiento, cada uno de los allí presentes, intentábamos ver, a través de la opaca madera, a quien había sido muchas cosas diferentes, dentro de un mismo cuerpo.

 

A un padre, a un marido, a un familiar, a un hermano, a un amigo, o simplemente a un conocido, somos todos, en uno solo, en ese papel que todos representamos durante nuestra actuación, en la obra de nuestra vida.

 

Somos uno, con varios papeles, y al final, cuando baja el telón, todo el mundo aplaude, a su manera, para despedir la obra, porque así lo manda el ritual del teatro de la vida.

 

Pero, curiosamente, para los que no creemos en milagros, ni en resurrecciones, y pagamos nuestro precio en que estos momentos, no tienen el consuelo de la fe, esta bajada de telón, se convierte en el adiós definitivo, en un hasta nunca, amigo.

 

Pero, los milagros, son generosos hasta para los que no creemos.

 

Y yo, ayer, que fui para observar como mi amigo, cruzaba al otro lado, como atravesaba ese muro, que separa lo tangible de lo intangible, lo real de lo irreal, y sobre todo del hasta luego, al hasta nunca, pude comprobar que si, que cruzaba, pero que no se marchaba.

 

Mi pequeño milagro, fue que lo sentí mas amigo, y mas cerca, que nunca.

 

Esa desgracia, convirtió nuestra amistad, en eterna.

 

Lo que el día a día, la vida frenética que nos atrapa, nos había quitado, a través de la distancia, y el olvido, a través del ya nos veremos, sin compromiso de continuidad, nos lo devolvió, el final de la obra.

 

Ayer, fui a despedir a un amigo, y me equivoque, en realidad, me encontré con el.

 

Reencontré algo, que la cruda realidad de la vida, no puede corromper, porque no es físico, y a partir de ese momento, descubrí, en un ejercicio interior, que realmente, todos los allí presentes, habían perdido a alguien, a algún actor del teatro de la vida, pero yo, no me fui vacío.

 

Al contrario, asistí con un amigo en la distancia, y me fui, con un amigo en mi interior.

 

Hoy, me he levantado, y me siento mas cerca de el que nunca, porque no hay distancia, no hay olvido, y no hay compromiso.

 

Ayer, sellamos nuestra amistad para siempre, y no nos tuvimos que decir hasta luego, ni hasta nunca, solo hasta siempre.

 

Si, cruzo al otro lado, al lado de lo eterno, y el milagro, para mi, que no creo, también se produjo.

 

Hasta sempre Lluis.

7 pensamientos en “El otro lado

  1. Me ha emocionado y creo que tienes toda la Razon, a veces recurrimos a Frases recurrentes como, ” los amigos son como las estrellas, aunque no las veas, siempren estan ahi ” a mi me gustaria que alguien al que hace mas de 15 o 20 años que no ves, fuera capaz de decirme las cosas que tu le dedicas, pues a demas de estar cargadas de razon y sentimiento, son una realidad, y un homenaje a alguien que significo y fue un buen amigo de la infancia.
    Gracias por hacerme participe de tu blog, siempre aprendo de las cosas que dices.

  2. Hola Jordi: soc la María i m´ha emocionat molt l´escrit qua en tant sentiment i estima has fet per al meu germà. Només puc dir-te que que els amics que fem a l´infantessa son amics per sempre i crec que fins i tot quant ja no hi son .El Lluís ens ha deixat el millor llegat que qualsevol de nosaltre sempre tindrem present ,per a tu un bon amic , per els seus fill un bon pare ,un bon company per la Mª Antonia i un bon germà per mi i una gran persona per a tots els que han tingut la sort de coneixe´l. M ´agradaría poderte donar una mica d´esperança encara que pugui ser un tòpic es crec que tant cert que mentres que no deixem de recordar-lo viura sempre en el nostre cor. Jordi moltes gràcies.

  3. Es curios, sempre recordem als amic o els bons moments quan no hi son.
    Fora rencunies i siguem amics amb vida.
    Jo estic buida, pero tornare a estar plena.
    Estima i t’estimaran
    Petons

  4. Si Maria Teresa, tens rao. Tu saps que sempre has pogut comptar amb mi, i ho podras seguir fent sempre, i jo se que amb tu tambe.
    Gracies per visitar el meu blog, i per el teu comentari.
    Un peto molt fort.
    Jordi

  5. Si Maria, tens rao amb tot el que comentas. Llastima que el temps ens atrapa i no podem dedicar el que desitjem als nostres, siguin amics, o familiars. Be, tots el recordarem, i aixo, es el que deixem cuan tot s’acaba. Un peto molt fort, i gracies per el teu comentari.
    Jordi

  6. Fa temps el Jordi em va pasar la direccio del blog, vai entrar, m’ ho vai mirar, pero en aquell moment no sabia que comentar…
    Suposu que ara m’ ho miru amb una mica mes de distancia i es diferent…
    En el seu moment em va emocionar l’ escrit, ara mel torno a llegir i m segueix emocionant…
    El meu pare sempre parlava de les vostres sortides i les vostres histories..
    Se que no l’ oblidarem mai, i ell sigui on sigui tampoc ens oblidara a nosaltres.

    Gracies i perdona la tardança.
    Parlu tambe en nom de ma mare.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s