VIVIENDO ENTRE VENDEDORES

Cuando uno habla de esta profesión, y además la practica, llega a la conclusión de que seguramente, es de las que más solo te hace sentir, y más veces.

Es una profesión, en la que nadie te evalúa ni te da un título, y no dependes de exámenes que te puntúen de una manera “objetiva”, y que a partir de ese momento, todo el mundo sepa que tienes un título.

Sabes lo que vales, por tus éxitos o tus fracasos, y solo tú mismo, eres capaz de “sentir” tu auténtico valor, lo que la convierte en una constante montaña rusa de emociones, que suben o bajan dependiendo del día, o el momento.

Te pasas una vida compitiendo contigo mismo, para mejorar tu propia marca, en un bucle sin fin de objetivos cubiertos, y nuevos retos, en una mezcla agridulce que nunca acaba de tomar forma, ni sabor.

Pero si duras lo bastante, y la arena no te ha derrotado en alguna batalla, llegas a sentirte parte de ella, a convivir con todos sus componentes y hasta a entenderte a ti mismo en todas las dimensiones. Acabas entendiendo que, El éxito, es el resultante de restar los fracasos a tus acciones. La suma de ambos, tu experiencia, y la aceptación de todo, eres tú.

Y a partir de ese momento, ya formas parte del hábitat, dominas esa jungla, y ya no eres presa, eres depredador!

A base de convivir con otros vendedores, acabas siendo como el Lobo “fuerte en solitario, solidario en manada”, y tienes el egoísmo suficiente, para aprender de todos y de todo.

Cuando ese momento llega, disfrutas de lo que antes sufrías, y aprendes a tratar el éxito o el fracaso, como dos auténticos impostores, pues tú, eres siempre el mismo, un luchador!

Y pasado mucho tiempo, rodeado de auténticos vendedores, aprendes a sentir el sabor de la solidaridad, la amistad y el trabajo en equipo, y todo, empieza a tener sabor, y nada es agridulce.

Y un día, con ellos, miras atrás, recuerdas mil batallas, y ves cuantos se quedaron en el camino, creyendo que todo era injusto, sin entender que nunca llegaron a ser vendedores. Que nunca lo entendieron ni superaron, y que todo era más fácil, se equivocaron de profesión, que solo llegan al final, los auténticos supervivientes, que cambian, se adaptan al terreno, y se convierten en los Alfa de una profesión.

Uno de los mayores privilegios de esta profesión, es llegar al final, junto a otros profesionales, habiendo ganado a nuestro destino, a pesar de su dureza. Ver junto a ellos, el camino recorrido, sembrado de sueños, decepciones, retos, y mucho aprendizaje, juntos.

Es como un viejo Blues que nunca acaba……. Y que tiene experiencia en su música, sabiduría en su ritmo, armonía en sus palabras, y nostalgia en su fuerza. Tiene el cansancio del que sabe al final, pero la convicción del que se conoce, y el orgullo del que se superó a sí mismo.

Este es mi homenaje a una profesión que me reto, y a la que vencí, y a algunos compañeros, que aún hoy, son inspiración para mí y muchos que empiezan, pero que ya, poco tienen que demostrar o demostrarse, mas allá de disfrutar de su historia, contemplando la belleza de su obra.

Hoy, siguen siendo muchos los llamados, pero muy pocos los elegidos!

“El futuro, pertenece al que cree en la belleza de sus sueños”

Anuncios

17 pensamientos en “VIVIENDO ENTRE VENDEDORES

  1. Magnífico artículo Jordi. No son palabras vacías: se sabe que viene de quien lo siente y quien lo vive. Llevas razón que es el transcurso de las batallas el que te acaba ofreciendo una perspectiva general. Los kilómetros, los viajes, las comidas fuera acaban pesando más, pero la mente cada vez está más fuerte. He aprendido compartiendo junto a los mejores (y aprendiendo sigo). Muchos de mis mejores recuerdos en venta están muy cerca del autor de este post. Un fuerte abrazo y muchas gracias por compartir este emotivo homenaje a nuestra profesión.

  2. hola jordi
    eres y seras siempre un maestro un alumno un amigo un reto un apoyo una meta y sobretodo y por encima de todo una gran y bellisima persona.

    y los años me han demostrado que el verdadero vendedor nace se lleva en las venas al igual que en otras profesiones, creer, amar sufrir y disfrutar de nuestra profesion y de lo que haces, eso no tiene precio.

    yo recuerdo que muchas veces hubiese trabajado con vosotros contigo hasta gratis y no es broma siempre dire que en lo personal fueron los años mas dificiles de mi vida, pero en lo profesional los mejores para mi es un orgullo decir que fui azafata de camel.

    si eso lo trasmites no solo en tu vida cotidiana si no en tu vida profesional que al final es tan dificil deslogar o separar de la personal por que esa es tu vida tu meta tus anhelos tus retos de superacion tus agradecimientos tus desvelos tus quebraderos de cabeza tus enfados penas y alegrias al final tienes tu recompensa y no es otra que el haber sido fiel contigo mismo y sobretodo sentir el orgullo del trabajo bien hecho.

    besos jefe

  3. Brillante, como siempre…
    Un fuerte abarazo, de orgulloso vendedor o al maestro vendedor…

  4. Simplemente, magnifico. No cabe duda de que las palabras salen del más profundo de los sentimientos de alguien que ha vivido a fondo elmundo comercial y que sin duda lo disfruta y engrandece con el y lo engrandece a la vez. Grandioso articulo

  5. Buen artículo, felicidades.!!!. Como sabes expresar y plasmar una profesión tan humilde y honrosa como es “vendedor”. Dices muchas cosas e interesantes, que merece la pena releerlas 3 y 4 veces para interiorizar lo que muchas veces no somos capaces de ver o pareciar. Grande articulo, muy grande como el que lo escribe.!!! Un abrazo.

  6. En 25 años largos de profesión, he observado claramente como muchos son los llamados y muy pocos los elegidos, además he observado como los “auténticos ” se nutren entre ellos, y disfrutan haciéndolo, pues le dan mas valor a aportar algo , que a la consecución del éxito, ese status, es difícilmente alcanzable, pero sirve para medir el autentico alcance del autentico vendedor.

  7. Increible, la verdad es que es impresionante, estos son los valores y los sentimientos que sentimos algunos de nosotros. Es una profesión única y que tiene mucha vida para muchos años, por que siempre van a necesitar autenticos vendedores….

  8. Acabo de leerlo , despues de unas merecidas y descansadas vacaciones y no dejas de sorprenderme….eres un crack…no solo eres un magnifico vendedor sino para mi lo más importante una magnifica persona…no cambies nunca y ya sabes los viejos gladiadores por muchas batallas en las que se vean immersos nunca se rendiran…..

  9. Ets una autentica inpiracio pels que estem perseguint ela nostres sommis…
    La gent que tenim la sort de compartir aquesta gran profesio al teu costat tenim molt que agrair-te..
    Gracies…

  10. Siempre que tengo la oportunidad hago la observación que no es lo mismo OFRECER, que DAR, ni DESPACHAR que VENDER…
    ¿Qué nadie te evalúa? Todos a los que vendes, te compren o no, lo hacen… Porque más allá del producto o servicio lo que hacemos es vender beneficio, utilidad, prestigio, confianza, valor… Gracias, Jordi.

  11. Leer este articulo me ha hecho recordar una de las mejores èpocas de mi vida y me llena de órgullo poder decir que la he compartido contigo.

    Moltíssimes gràcies Jordi per tot el que m’has donat i em segueixes donant!!!!!!

  12. No puedo estar mas deacuerdo con tus palabras Jordi, es un placer tener a un “Lobo” en esta “Jungla” del que aprender como tu y todos los que nos rodean. Lo dicho, sabias palabras, se nota que habla la voz de la experiencia.

  13. Sabias palabras.. Sin duda, más valiosas aún, viniendo de una persona tan “Bregada” y experimentada en el oficio como tú…. Me quedo con la parte de los procesos de cambio.. Pasar a ser “El depredador”…

    Recientemente leí un pequeño articulo en la prensa digital que me recordó enormemente a nuestra profesión, a nuestra realidad diaria.. a las exigencias del mercado actual y el perfil de vendedor que cada vez más, estamos obligados a ser aquellos que hemos decidido ganarnos la vida con esto:

    Como lo encuentro muy interesante, “Copio y pego” el texto, para quién pueda interesar… 😉

    Saludos Cordiales.

    Xavi.

    El Secreto de las Aguilas:

    “”El águila es el ave con mayor longevidad de esas especies. Llega a vivir 70 años, pero para llegar a esa edad, a los 40, debe tomar una seria y difícil decisión.

    A los 40 años, sus uñas están apretadas y flexibles y no consigue tomar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo, se curva, apuntando contra el pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas gruesas.

    Volar se hace ya tan difícil!

    Entonces, el águila tiene solamente dos alternativas: morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durara 150 días.

    Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse allí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga la necesidad de volar.

    Después de encontrar ese lugar, el águila comienza a golpear su pico en la pared hasta conseguir arrancarlo.

    Luego debe esperar el crecimiento de uno nuevo con el que desprenderá una a una sus uñas.

    Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, comenzará a desplumar sus plumas viejas.

    Después de cinco meses, sale para su vuelo de renovación y a vivir 30 años más””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s