DESDE LA ATALAYA

La vida, el día a día, transcurre a ras de suelo.

 

Ello, nos debería permitir perspectiva, y profundidad para analizar las situaciones, y las posibilidades, desde el mismo entorno.

 

El cara a cara, aunque incomodo a veces, produce un acercamiento que nos aporta cierta sabiduría, vulgar, pero útil.

 

No obstante, a lo largo del camino, vamos conociendo gente que, lejos de acercarse, y mezclarse, viven, empeñados en su propio ego, instalados en sus Atalayas.

 

Desde allí, rodeados de su “zona cómoda”, atrincherados en sus propias convicciones, y alimentados por su propia sabiduría, saborean sus propias  ideas, las degustan, las digieren y regurcitan sin pudor, a fin de aportar algo a los demás.

 

Desde su Atalaya, no tienen perspectiva, pero no importa, porque ellos, ya saben lo que quieren.

 

Comparten su sabiduría y su claridad, pero se niegan a compartir “espacio”, con quienes deben aplicarlas.

 

Son especiales, y como tales se comportan, citándose continuamente, con su deber de aportar a los demás mortales.

 

Comparten, y preguntan, esperando la respuesta correcta, que les confirme en su verdad,  y les reafirme  en su situación de Iluminados.

 

No suelen equivocarse, porque en la Atalayas, no construyen espacios para el error, y porque las ideas, los cambios, suelen ser diáfanos en sus inicios y creación, y solo encuentran tropiezo a ras de tierra….. Muy, pero muy lejos de las Atalayas.

 

Ellos, dirigen, pero no ejecutan, piensan, pero no comparten, simplemente, deciden, y se auto convencen, a partir de ahí…. Todo debe funcionar, simplemente, porque no puede ni debe ser de otra manera.

 

Cada vez, son mas numerosos, los habitantes de Atalayas, y menos los que bajan a ras de tierra, a mezclarse, probar por ellos mismos sus propias ideas, y citarse con la prueba error.

 

A mirar, con la perspectiva que da el día a día, que a veces, un simple árbol,  te impide entrar en el bosque.

 

Son los nuevos, “creadores  de ideas”.

 

Gente brillante, que iluminados por la genialidad, saben, en todo momento, lo que mas conviene, sin preocuparse demasiado, de “a quien conviene “, porque eso, no es lo importante, al menos, para ellos….

 

Desde la Atalaya, no construyen sobre el suelo, sobre lo construido, no, porque para ellos, la tierra, empieza en su propio espacio.

 

Las ideas, los cambios, nacen desde arriba, se crean desde la inteligencia, pero se ejecutan desde abajo, y se compran desde el entendimiento, la compresión, y sobre todo por el valor de las mismas.

 

Puedes crear tu idea desdé la mas alta y mas blanca Atalaya, pero si no eres capaz de bajar a ras de tierra, compartirla, mezclarla, y explicar su bondades…… jamás, dejara de  ser solo un idea, perfecta si quieres, pero ausente de sentido, para los habitantes  del bajo mundo.

 

Desde la Atalaya, se visionan pequeños elementos, que se mueven, sin orden, y que necesitan guía constante.

 

Cuando bajas, se visionan personas, grandes que sienten, padecen y piensan, pero sobre todo, que se comprometen, pero solo con quien es capaz de compartir su espacio.

 

Quizás, no sobran Atalayas, y lo que faltan son escaleras, que permitan bajar de las mismas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s