Zapping

Zapping:

 

Anoche, atrapado por un momento de aburrimiento, y mientras buscaba la salida mas fácil, a través del mando de la televisión, quede, por unos minutos, atrapado en uno de esos programas que nadie ve, pero que viven gracias a su gran audiencia.

 

Observe, como una madre, amparada en su derecho a proteger a su hija, llevada al programa con engaños, mostraba su descontento y preocupación, por la gordura de la misma, y delante de toda España, hacia escarnio de tal situación, seguramente esperando que su hija reconociera en ella a una madre preocupada, y España entera a una amiga de su propia hija.

 

Durante esos minutos, me cruzaron un sinfín de sensaciones y pensamientos, y una sola frase golpeaba mi subconsciente.

 

¿Todo vale?

 

Una madre, buscando su momento de gloria, una emisora, buscando audiencia a cualquier precio, y una audiencia, revolcándose en el escarnio ajeno.

 

Todo, gracias a una víctima propiciatoria, llevada con engaños.

 

Todos pudieron pararlo, pero nadie lo hizo.

 

La madre, no asistiendo, la emisora, no emitiéndolo, y yo, con un simple movimiento de mando.

 

Pero no, no solo eso, sino que no contentos con eso, emitieron las escenas fuera de plato, una vez que la desconsolada hija entre lagrimas, lo abandono alegando que no tenían derecho.

 

Unas cámaras voraces de carroña, siguieron a madre e hija, y entre sollozos de la misma, se podía entender como expresaba a su madre, el terrible desamparo que sentía, por tener que enfrentarse, a partir de mañana, a las burlas y al escarnio, de sus compañeros de clase, y del barrio.

 

Y como su madre, en abuso de la “legítima defensa”, alegaba que había sido por su bien.

 

¿Cual es su bien?

 

Ser como todo el mundo espera, para tranquilidad de todos, adaptarse a los demás, por encima de ella misma, o presentarla al mundo como diferente, para que por esa diferencia sea humillada en público.

 

Quizás, el error, estuvo en todos, creyendo que la sociedad, entiende todo esto.

 

Que hoy, sus compañeros, sus auténticos amigos, la arroparan

 

Quizás, en mi propia justificación, por no haber tenido la valentía de no contemplar ni un minuto mas, esa ansiedad carroñera por devorar hasta el ultimo recodo de su victima, pensaba, mientras seguía atrapado en mi propia deshumanidad, en que aun un final feliz, era posible, engañándome y creyendo que yo, era diferente.

 

Pero no, permanecí allí, sentado, mirando, sumando audiencia, y me convertí en uno de ellos, en una carroñero mas, en una parte de esta sociedad, que devora a los diferentes, y que solo se ocupa de ellos, para sacar tajada.

 

Como cuando era pequeño, y en el cine, disfrutaba de las películas, en las que se machacaba a los indios americanos, para gloria del imperio, esperando siempre, sin conseguirlo, que aparecieran miles de ellos, y por una vez, ganaran los buenos.

 

Ayer, ganaron los malos, otra vez, y yo, me sentí parte importante de ellos.

 

La victima, hoy, habrá sufrido y mucho, y es probable que varios mañanas, siga haciéndolo.

 

Su consuelo, que fue por su bien, y por el de otros muchos, madre, emisora y audiencia.

 

Un pensamiento en “Zapping

  1. tranquil,jordi tranquil……. que nooooo ¡ es la guardia civil. monica la bonita te contesta . YO que si soy consumidora ocasional de este tipo de programillas te digo que la gran mayoria son UNA GRAN MENTIRA yseguro que todo era un montaje¡ Lo cual no significa, que te hagan pensar ´´A DONDE VAMOS A LLEGAR´´ besos y enhorabuena por tu blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s