PROSTITUCION INTELECTUAL

El ser humano, intenta convertir en profesión sus virtudes, y eso, le convierte en profesional.

 Si escribe, en escritor, si diseña en diseñador, o si esculpe en escultor, con un largo etcétera innumerable de profesiones, mas o menos rentables, pero todas ellas, dignas, y sobre todo enriquecedoras personalmente.

No obstante, hay un conjunto de profesiones, que, no siempre acertadamente, la sociedad las engloba en los llamados “Intelectuales”.

 Muchas veces, son simples ciudadanos, sin ninguna virtud especial, mas allá de la de “tener una opinión”, algo muy loable, por cierto en estos tiempos.

Pero, la perversión, el lado oscuro de esa “explotación de habilidades”, se produce cuando alguien, explota, precisamente, su vacío intelectual.

 Hoy, vemos continuamente personajes en la pantalla, y que son nefasto ejemplo para las nuevas generaciones, exponer, sin rubor y a cambio de dinero, sus miserias intelectuales, y ponen su nulo cerebro al servicio de la sociedad, para que noche tras noche, los necesitados, sacien sus ansias de sentirse superiores, y puedan usarlo como escarnio y desahogo de sus bajas pasiones intelectuales.

 Y eso, también se convierte en profesión.

 “Prostitucion Intelectual “

 Aunque hay muchos profesionales de este tipo de prostitucion, quizás el ejemplo más claro y actual sea el de una mujer, con nombre de ciudad pesebre, que se mueve por las franjas nocturnas (como no podía ser de otro modo) de la televisión.

 Cada noche, vende sus miserias intelectuales, pasea su ignorancia, y hace gala de su torpeza.

Se aboca a vender su nula capacidad de expresión, y corrompe cualquier sentido que tenga algo que ver con ideas, pensamiento o sentido común.

 La prostitucion, vende su cuerpo, más allá del amor o cualquier sentimiento.

Es un cuerpo inerte al servicio de cualquier baja pasión.

 La prostitucion intelectual, vende su mente, más allá de cualquier idea, y eso es lo que vende, su falta de ideas, al igual que la prostitucion, vende su falta de sentimiento.

 Es un cerebro inerte, al servicio de las masas.

 “En cualquier caso, las dos prostituciones, por igual, son fruto de la miseria humana.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s