EL CAZADOR DE MARIPOSAS

Hay leyendas urbanas, leyendas de los pueblos, e incluso leyendas de empresas, en definitiva, todas son leyendas, sin un ápice de verdad (a veces) pero con un mucho de razón (siempre).

 

Oyendo, entre pasillos, y sobre todo observando mucho entre personas, fui conocedor de una leyenda, o una historia, quien sabe, que no me dejo indiferente, esas historias, o leyendas… que de una manera u otra dejan huella.

 

Hablaba, de un cazador de mariposas, que feliz vivía en su propio mundo.

 

Un mundo pequeño, no ausente de maldad, pero decorado a su gusto, que el controlaba a la perfección, porque supo rodearse de avezados busca sombras.

 

El, en su propia ignorancia, y ayudado por los aduladores, que como todos sabemos viven a la sombra del adulado, se sentía seguro, poderoso, y hasta en algún arrebato de locura, inteligente.

 

En algún atisbo de valentía, y de seguridad suprema, se lanzaba a la aventura de cazar mariposas,  y tanto creyó en si mismo, y tanto se encerró en su mundo, que hasta se llego a creer un cazador.

 

Dicen, que harto de ser tan grande, en un mundo tan pequeño, que se lanzo a la aventura de conquistar nuevos territorios.

 

Armado con su grandeza, apoyada por sus busca sombras, se lanzo a la gran aventura.

 

Cruzo sus limites, olvido su mundo, y no miro atrás para recordar nada, absorto por su propia mentira, que reflejaba de el, lo que no era.

 

Descubrió otros mundos, y creyó conquistarlos. Allí, encontró otra gente, otro hábitat, pero el, solo se veía a si mismo.

 

Intento cazar, ignorando lo que la realidad le devolvía, que donde el veía mariposas, había auténticos depredadores.

 

Donde el, veía conquista, había resistencia.

 

Donde el, y su hueco mundo de hilos, sostenidos por manos débiles, veían oportunidades, la realidad devolvía infierno.

 

Siguió viendo mariposas, siguió sintiéndose un cazador implacable, y armado de su propia arrogancia, se lanzo a por ellas.

Y no, no eran mariposas, eran depredadores, de los que miran a los ojos, de los que defienden su territorio, y sobre todo, a su camada.

 

De los que miran a los ojos, y en su propia fiereza del que todo lo consiguió con lucha, desprenden valor, y sobre todo, miedo, porque cuando están acorralados, no tienen piedad.

 

El, fue grande en su mundo, ese mundo pequeño sostenido por la propia mediocridad del mismo, donde cualquiera, puede ser importante, y hasta un cazador de mariposas, puede sentirse cazador.

 

Pero nunca lo fue, no fue nada, y cuándo cruzo los limites, se enfrento al mundo real, y este le presento el espejo de la realidad, aunque el no quiso verse.

 

Hoy, nadie sabe nada del cazador de mariposas.

 

Dicen, que sigue en su mundo, que alguien, mientras abandonaba el mundo real, le oía decir que no le gustaba, y que se marchaba, armado solo de su arrogancia, y sin la ayuda de sus busca sombras que se quedaron atrapados, entre la realidad, y el abandono de su adulado, para regocijo y disfrute de los depredadores…..

 

De el, escribo esto, en memoria de una leyenda…. O será historia…… porque es todo lo que quedara escrito.

 

Pobre cazador de mariposas.!!!!!!!!!!!!!!

4 pensamientos en “EL CAZADOR DE MARIPOSAS

  1. Jajajajajajajaja

    Adios inocente y pequeño cazador de mariposas………………….

    La proxima vez tendra que aprender a cazar leones………..

  2. el otro dia, alguien me preguntaba, ¿has oido tu hablar del cazador de mariposas ? y yo le conteste,
    creo que nunca fue nada ( no existio ) y que dejo de intentar cazar Mariposas porque nunca habia cazado ninguna.
    O sea, no existio nunca, ni se creo, con lo cual, cuando se perdio, y volvio a su mundo, ni se noto.
    y todo eso en este mundo real, es lo mas penoso que le puede pasar al aspirante a cazador, que ni sus presas le teman, como asi era.
    porque nunca habia existido..solo existio su mediocridad y su odio y contra eso, los depredadores del medio lo dejaron de aspirante a cazador de Mariposas a Gatito sumiso que sacaba las garras para hacer daño rodeado,como tu bien dices, de su camada protegida por sus afiladas garras.

  3. el que no sepa distinguir las especies a cazar que se dedique a otra cosa.

    Seguro que no vuelve a probar, pero por si acaso que se joda por las Mariposas que intento cazar ayer y que se joda por si lo vuelve a intentar.

  4. En la vida cotidiana, muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y la capacidad para aprender y asimilar de las experiencias propias y de las de los demás, pero ésto requiere tiempo, humildad y sabiduria para llevarlo a cabo….no todo el mundo posee a la vez todas estas cualidades!!
    Todo lo demás es como el humo….!!!!
    Por eso Amigo TE FELICITO y te pongo como ejemplo de mi lema de vida:
    “…SER COMO EL SÁNDALO, QUE PERFUMA EL HACHA DE QUIEN QUIERE CORTALE…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s