REINOS Y PRINCESAS

20140126-130118.jpg

Reconozco desde aquí que de pequeño, víctima como era de una educación machista, más preocupado por conseguir una de aquellas pinzas mágicas de tender con las que podías crear cualquier cosa, desde una pistola hasta una mortal ballesta con la que disparar a todo “malo” que se cruzará..no me preocupe mucho de los tan socorridos cuentos de princesas y maravillosos reinos.

Todo lo que sabía es que las Princesas, en su enorme hermosura, vivían de sus sueños, que frutó de su linaje, podian ignorar todo cuanto acontecía en su reino, en su corte y hasta en su propio entorno, pues estaban protegidas de todo por cortesanos, bufones y todo tipo de ministros y hombres de leyes que daban solución a todo conflicto, y las mantenían a salvo del maquiavélico pueblo.

Hoy, conozco más de estas historias víctima de tanta imagen televisiva y papeles escritos.

Y entre asombrado e incrédulo, veo el mínimo cambio que estas historias han sufrido a lo largo de los años!!

Hoy ya no necesitas de hermosura para ser princesa, pero puedes seguir viviendo en un mundo de sueños!

Puedes vivir con tu príncipe, más allá de tus posibilidades, sin preocuparte o saber el como.

Y tienes un montón de cortesanos y bufones, en forma de Fiscales o abogados, que te libraran de toda trama urdida por ese pueblo de sangre roja y vulgar que constantemente intentara hacerte daño por la envidia que produce tu alta alcurnia.

Que no necesitas ser lista!!!

Pero puedes ser Princesa!!!

La gran diferencia quizás esté en que antes, al menos, nadie decía que la justicia era igual para todos, ya que en esos cuentos, se dejaba claro que la Monarquía estaba por encima de todo y de todos por la gracia de Dios… Y hoy, esos mismos cuentos, nos hablan de igualdad y de Justicia.

Mis cuentos, al igual que mis pinzas que disparaban sin daño, era más sinceros.

Yo prefería a las pistolas imaginarias frutó de una pinzas y a las Princesas Bellas y a caballo.

Hoy, no hay pinzas y si princesas feas, con lujosos coches, para las que ser “tontas” es una ventaja ante la ley.

Pero eso si, siguen teniendo toda la maquinaria del Estado, para protegerles de los que no son de “sangre azul”.

” Lo peor de la monarquía, no es saber si son listos o tontos, es que aunque sean tontos, formarán parte de la misma por designio Divino ”

Anuncios